El origen del Parque Tecnológico de Valdemingómez se remonta a finales de la década de los setenta, un período en el que los residuos prácticamente no tenían más destino que el vertedero. La primera instalación del Parque fue el antiguo vertedero de Valdemingómez, que estuvo operativo durante el período 1978-2000. A partir de 1982 entraron en funcionamiento diferentes centros de separación, clasificación y de tratamiento de RSU –Las Lomas, Las Dehesas, La Galiana y el nuevo Centro La Paloma-, dónde se gestionan los residuos de 21 distritos de la ciudad de Madrid. A pesar de la incorporación de estas plantas de tratamiento, equipadas siempre con las mejores tecnologías disponibles en cada momento, la acumulación de residuos en el vertedero ha sido, es y será inevitable, con lo que la ocupación del suelo seguirá creciendo, junto con la apertura de nuevas celdas para su relleno. Paralelamente, y conforme se van abriendo y explotando nuevas celdas, se procede al sellado de las agotadas.

La zona de vertido, operada actualmente por UTE LAS DEHESAS (VERTRESA-URBASER, S.A. UTE), tiene la peculiaridad de que el sellado de la celda nº7 no es completo en todo el volumen del vaso, ya que una de sus caras (buzamiento este) servirá de apoyo a la explotación futura de la celda colindante cuya construcción se ha iniciado recientemente, situación que obliga a que sobre esta cara (este) no se realice el sellado definitivo, sino un sellado de control provisional.

Esta situación hace que el diseño del sellado de la celda nº7 considere conjuntamente los procesos de las emisiones (lixiviados y biogás) y asentamientos correspondientes a dos fases diferenciadas de la vida útil de un vertedero, los procesos de la celda colmatada (celda nº7) y los de explotación de la nueva celda (celda nº6). Una vez llegado a su fin la celda nº6, actualmente en explotación, las celdas nº7 y nº6, formarán una única unidad de sellado. Este reto, ha sido considerado en el “Proyecto de sellado de la celda 7 de la Planta de Reciclaje del C.T.R.S.U. Las Dehesas”, redactado por PROMA, Proyectos de Ingeniería Ambiental, S.L., mediante la incorporación de una serie de “obras de transición” entre la zona a sellar y el área de explotación actual, ya que a nivel de emisiones conforman una única unidad. El diseño de estas obras de transición ha requerido de distintas visitas a las áreas de explotación y sellado y la correcta interpretación del movimiento conjunto de las aguas de precipitación, gases y lixiviados pertenecientes a las fases de explotación y sellado. Es por ello que la solución elegida para el sellado por Proma considere una red conjunta de evacuación de lixiviados. De la misma manera, con respecto a la evacuación de aguas de lluvia, se ha diseñado un sistema de cunetas compatible con el sellado último que conformarán las celdas conjuntas. Uno de los puntos críticos del proyecto ha sido la interpretación y diseño de los asentamientos y el nivel de lixiviados frente a la estabilidad en sellado de la celda nº7 y la explotación y futuro sellado de la celda nº6. En las labores de Dirección de las Obras, llevada a cabo por PROMA, se está comprobando de forma continua las topografías de las diferentes áreas, con el objeto de evaluar el comportamiento de los asentamientos y conseguir encajar la cota óptima de transición entre los rellenos últimos de las celdas nº7 y nº6.

La superficie de la celda nº7 a sellar ha sido acotada en aproximadamente 46.000 m2, existiendo una red de lixiviados específica, consistente en la construcción de una zanja drenante, cuya longitud es de 1.700 metros lineales. Entre las capas de sellado, se ha seleccionado el uso de grava reciclada procedente de hormigón para la conformación de capas de evacuación de biogás y escorrentía superficial, el volumen aproximado para la conformación de estas capas es de 26.000 m3. Además, se ha diseñado una red de drenaje de aguas de precipitación mediante bajantes y cunetas de escorrentía en una longitud aproximada de 2.300 metros. Esta red superficial de drenaje está siendo construida para recibir, dentro de unos años, el sellado de la celda nº6, formando todo un único cuerpo de sellado adaptado a la reciente aprobación del Real Decreto 646/2020, de 7 de julio, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero.

El encargo a Proma, Proyectos de Ingeniería Ambiental, S.l., del proyecto de sellado de la celda nº7 del Centro de las Dehesas, y la Dirección de Obra correspondiente, supone un reconocimiento a la trayectoria y calidad en la realización de este tipo de proyectos, no en vano, el Parque Tecnológico de Valdemingómez es uno de los espacios de gestión de residuos históricos y de mayor envergadura y calidad de Europa.