Tras dos meses del inicio de la actividad de fomento del compostaje doméstico, ya tenemos resultados fiables sobre la cantidad de residuos que pueden ser compostados en los domicilios.

Han participado familias de Granada, Málaga, Jaén, Murcia y Bilbao.

El promedio de generación de residuos orgánicos compostables en domicilios ha sido de 0,350 kg/hab/día si tenemos en cuenta sólo las localizaciones del sur de la península, y de 0,313 kg/hab/día si incluimos los datos recibidos desde Bilbao.

Recordamos que los residuos que pedíamos pesar eran: restos de fruta y verdura cruda, restos de fruta y verdura cocida o asada (nunca frita), cáscaras de huevos machacadas, arroces y pastas cocidas,  yogures caducados, posos y filtros de café, restos y bolsitas de infusiones (sin grapas), papel de cocina y servilletas de papel, hueveras de cartón y cartón ondulado, tubos de cartón (de papel de cocina, aluminio, papel higiénico y film), y pan. También, para los que tuviesen huerto o jardín: hojas, flores y plantas verdes o secas, hierba, restos de podas triturados, cenizas y serrín de madera natural, restos de cosecha del huerto, fruta caída y paja.

Este promedio, teniendo en cuenta el dato de producción media de residuos domésticos por habitante y año en España, que se sitúa en 472 Kg/hab/año, significa que el 27,07% de los residuos que producimos en los hogares son potencialmente compostables de forma descentralizada, si tenemos en cuenta sólo los datos de las ciudades del sur, pasando a ser del 24,20% cuando incluimos los datos recibidos desde Bilbao. En cualquier caso un porcentaje considerable de residuos de los que se puede obtener un compost de alta calidad.

El informe final ampliado, lo publicaremos cuando hayamos analizado en profundidad los datos recibidos.