La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente,Territorio e Vivenda, que se concibe como un instrumento operativo al servicio de la política ambiental de Galicia y al servicio del Gobierno de la Xunta en general.

Sogama es un instrumento de gestión pensado por y para Galicia. Gracias a su labor, la mayor parte de los residuos urbanos producidos en esta comunidad son gestionados de forma correcta, siguiendo la jerarquía establecida por la normativa vigente en la materia, esto es: Prevención, a través de medidas tendentes a evitar la generación de residuos bajo la máxima de que “el mejor residuo es el que no se produce”. Reducción, aplicando criterios vinculados al consumo racional. Preparación para la reutilización, alargando la vida útil de los productos antes de ser convertidos en desechos. Reciclaje, separando los residuos por tipologías y depositandolos en los contenedores adecuados. Valorización material y/o energética, recuperando los materiales reciclables contenidos en la basura y transformando en energía la parte no reciclable. Vertido, última opción dado su negativo impacto para el medio ambiente y la salud pública. Dos son las fracciones de residuos sobre las que Sogama centra su actividad: bolsa amarilla y bolsa negra. La bolsa amarilla acoge los materiales recogidos selectivamente a través de los contenedores amarillos (latas, briks y envases de plástico), que la empresa selecciona por tipologías en sus instalaciones, remitiéndose a los centros recicladores. La bolsa negra representa la fracción resto introducida en los contenedores verdes convencionales, que Sogama recupera materialmente, separando los elementos reciclables contenidos en la misma (acero, aluminio y vidrio), y energéticamente, transformando en electricidad la parte no reciclable. Esta entidad pública no tiene competencias sobre los residuos introducidos en origen en el contenedor azul (papel y cartón), iglú verde (envases de vidrio), recipiente de pilas y puntos limpios (residuos de carácter especial tales como voluminosos, aparatos eléctricos y electrónicos –RAEE-, aceites, fluorescentes, etc), siendo asumidos por gestores autorizados para cada tipología.

José María Fernández, gerente de Proma, Proyectos de Ingeniería Ambiental, S.L., ha sido entrevistado para el boletín informativo de Sogama del mes de octubre de 2019.

En el siguiente enlace tenéis acceso a la entrevista completa:

http://www.sogama.gal/sites/default/files/newsletter/2019/10/Newsletter41_outubro2019.pdf