Jaime Martín Pascual, socio de Proma, Proyectos de Ingeniería Ambiental, asistió ayer a un taller en Bruselas para explicar la viabilidad de la inyección del biometano, procedente del biogas del tratamiento de residuos domésticos, en redes de gas natural europeas, junto a varias ONG`s de diferentes países. 

GD4S es la asociación que agrupa a los mayores distribuidores de gas natural en Europa (Irlanda, Portugal, Francia, Italia, Rumanía y España) y tiene como misión promover el desarrollo del gas renovable. Por ello es que este año, como parte de la promoción del gas renovable, se ha decidido lanzar una serie de eventos que tiene como público objetivo a ONGs.

El encuentro ha servido para presentar el estudio comparativo de las distintas opciones de valorización de la FORM que ha realizado Proma: "Estudio de Viabilidad para la Producción de Boimetano a partir de la Fracción Orgánica de los Residuos Municipales para su Inyección en Redes de Gas Natural".

La producción de biometano para su uso en redes de gas natural es una estrategia que permite el desarrollo de un modelo de economía circular destinado a mejorar la gestión de los residuos, reducir el consumo de recursos naturales, así como las emisiones de GEI, dando lugar a una potenciación del uso de la materia orgánica como fuente de energía renovable en los próximos años, contribuyendo a un sistema energético descarbonizado y facilitando el cumplimiento de objetivos establecidos en el Paquete de Medidas para una Economía Circular aprobado en la Unión Europea. Pora ello las administraciones competentes deberán impulsar programas que apoyen estas iniciativas, lo que facilitará las inversiones dirigidas a potenciar este tipo de tratamiento de la fracción orgánica de los residuos.