El Consejo Social de la Universidad de Granada celebró el pasado día 30 de enero en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos un evento, dentro del ciclo de "Diálogos con la Sociedad", sobre el reto más relevante al que se enfrenta Granada en el futuro inmediato: "Energía, fusión y el proyecto IFMIF-DONES en Granada".

El director General del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y Director Ejecutivo de la Comisión para la implementación de IFMIF-DONES en España D. Carlos Alejaldre Losilla, realizó una magistral exposición sobre la fusión nuclear y el estado en que se encuentra el proyecto IFMIF-DONES.

Comenzó la presentación recordando que el consumo energético mundial va a seguir aumentando, tanto por el incremento de la población mundial como por el incremento de consumo per cápita, y que la situación en cuanto a los orígenes de energía es muy parecida a la que había en los años 90 del siglo pasado (el petróleo ha pasado de suponer el 43% del mix de energía al 32%; el carbón del 22 al 30%; el gas del 20 al 24%; nuclear del 8 al 4%, hidráulica del 5 al 7% y otros del 2 al 3%), produciéndose más energía a partir de combustibles de origen fósil en la actualidad que a finales del siglo XX.

Ahora que ya son muy pocos los que ponen en cuestión el calentamiento global producido por la quema de combustibles fósiles, y con la vista puesta en el largo plazo, la opción que ofrece la fusión nuclear, energía limpia y sin limitaciones de combustible (con un dedal de agua pesada se pueden producir 200.000 kWh, el consumo promedio de un español durante 45 años), se presenta como la fuente de energía inagotable, barata y medioambientalmente aceptable del futuro.

Para conseguir la fusión nuclear es necesario combinar condiciones extremas de densidad, temperatura y tiempo de confinación del combustible, condiciones que separadamente ya se consiguen en reactores (botellas) como el Tokamat y Stellarator, pero con rendimientos combinados aún por debajo del umbral de la ignición controlada, que permitirá la construcción de plantas eléctricas (el factor de poder de amplificación de la fusión Q se encuentra en la actualidad en valores inferiores a la unidad, esto significa que se invierte más energía para producir la fusión de la que se genera; con el ITER, International Thermonuclear Experimental Reactor, se espera conseguir un factor Q de 10, necesitandose un Q mayor o igual que 30), lo cual ocurrirá en las próximas décadas.

Para llegar a este punto, construir centrales comerciales de fusión (ya está prevista la implantación del reactor de fusión de demostración DEMO), no sólo será necesario el ITER, que se está construyendo actualmente en Cadarache, Francia, cuyo presupuesto es de 24.000 millones de euros y en el que participan 35 países (será el Tokamat más grande del mundo), además es necesaria la construcción de una Instalación Internacional para la Irradiación de Materiales de Fusión (IFMIF), instalación científica para ahondar en el conocimiento del comportamiento de los materiales requeridos para la construcción de un futuro reactor de fusión, materiales que deberán ser capaces de resistir neutrones de alta energía y elevado flujo de calor para ser utilizados en la primera pared y el blanket (manto regenerador de tritio) de los sistemas de fusión.

En la actualidad no existe ninguna instalación para ensayos de irradiación que pueda simular de manera adecuada las condiciones del interior de un reactor de fusión. Por ello, el proyecto IFMIF se considera indispensable para el desarrollo de la fusión por confinamiento magnético. Su misión principal será la de generar una base de datos de materiales irradiados que sirva para el diseño, la construcción, la obtención de la licencia y la operación segura del futuro reactor Demo. Esto sólo puede obtenerse mediante el ensayo y la cualificación de los materiales candidatos bajo una irradiación neutrónica que simule su comportamiento en el Demo durante su tiempo de vida total.

Por el momento se está desarrollando la fase EVEDA (Engineering Validation and Engineering Design Activity) del proyecto IFMIF, cuyo objetivo es la validación de los principales elementos técnicos de la instalación (mediante la construcción de prototipos) y el desarrollo de la ingeniería de detalle. Estas actividades se están desarrollando en el marco del Acuerdo Bilateral entre la UE y Japón para el Desarrollo de la Fusión (The Broader Approach to Fusion–BA). Dentro de Europa, los países participantes son Alemania, Francia, Italia, Bélgica, España y Suiza.

Granada se postula como firme candidata a albergar las instalaciones del IFMIF-DONES, además de por su atractivo turístico y buen nivel de vida y porque España es parte importante de la estrategia Europea en Fusión, por contar con la segunda universidad española en producción científica, la primera en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), dentro de las 300 mejores universidades del mundo y de las 50 mejores en TIC, según el ranking de Shangai, contando con más de 300 grupos de investigación, 12 institutos de investigación y más de 50 Spin-Off, entre las que se encuentra Proma, Proyectos de Ingeniería Ambiental.

https://ifmifdonesspain.wordpress.com/